lunes, 28 de abril de 2014

odio esos restaurantes...

[post inspirado en una reciente muy mala experiencia en un restaurante que nos recomendaron]

¿desde cuando es trendy ir un restaurante a pagar como si hubieses comido por dos, pero yendote con hambre? ¿desde cuando es re copado que le pongan un nombre recontraestrafalario a algo que termina siendo lo mismo que podrías cocinar en casa, pero te sirven la mitad y te lo cobran 10 veces lo que te saldría prepararlo?


¿a este plato lo van trayendo en cuotas?



estoy podrida de los lugares cuya carta es así:





dejame de joder, hermano, hablá en castellano!!! si quisiera un curso de idiomas me iría a la alianza francesa, carajo!!!


y bueno... un poco a ciegas, vos pedís algo creyendo que, con ese precio, te van a traer un plato enooorme... y sí, te traen exactamente eso, un plato gigante que en el medio tiene una arveja rodeada con salsita.


acá sobra plato o falta morfi.



y no, no estoy hablando de nada de "cocina molecular" donde ya está previsto que cada porción es del tamaño de un canapé pero te traen cosas bizarrísimas que probablemente no podrías hacer en casa; estoy hablando de lugares donde un par de hojas de lechuga se transforman en una "ensalada de hojas verdes" y cuatro daditos de merluza en jugo de limón se transforman en un ceviche de 110 mangos, sí señora, 110 mangos por menos de un filet y unas hojas verdes para hacer bulto. les juro que no exagero.

la verdad que pagar esa cantidad de plata por algo que me costaría 10 pesos (medio filet y unas hojas de lechuga) y podría hacer yo misma, y encima luego salir del restaurant e irme a casa sin escalas para poder comer algo más, no es mi idea de una salida. 


mucha decoración pero en la panza todo se hace una pasta muy fea.


para peor, no es que la atención haya sido la mejor. los mozos llegaron tarde (!!! primera vez que yendo a comer a un lugar, teniendo reserva y todo, y tenemos que esperar a los mozos que no habían llegado!) y luego no estuvieron demasiado a la altura: pedimos dos bebidas, dos platos y una entrada, y el mozo se olvidó la entrada y una de las bebidas. para peor, cuando le decíamos las cosas no anotó nada... anotá y listo, quedará mejor no anotar y parecer re capo, pero después la cagás olvidando la mitad de las cosas!!!


algunas sugerencias para identificar estos antros antes de pedir y quedar ensartado en una brochette de hipsters y chetos de distinta calaña; si ves algo de esto, escapate:

  • cuando el local queda en palermo hollywood, soho o cualquier nombre que quieran inventar, o en san isidro, o en costanera (bueno, exceptuando los carritos que también me dan un poco de desconfianza pero por otros motivos)
  • cuando el local es todo blanco y negro y totalmente minimalista
  • cuando el lugar se define como "restó" o hace comida "fusión"
  • cuando la carta es aún más minimalista que la decoración del lugar
  • cuando necesitás que el mozo oficie de traductor menú-humano
  • cuando el mozo no logra oficiar de traductor porque entiende menos que vos
  • cuando no tenés la menor idea de cómo pronunciar lo que querés pedir
  • cuando el menú describe meticulosamente todas las especias del plato
  • cuando les dicen "burger" a las hamburguesas, bechamel a la salsa blanca, cake a la torta...
  • cuando todos los platos contienen esas cosas extrañas como papines, tomates secos, algas locas, gomasio, pastas con tinta de calamar, quinoa, algarroba, hongos shiitake, arroz basmati...
  • cuando la comida se sirve "sobre colchón de X", "sobre tostada francesa", "regada con reducción de X", "en croute de X", "macerada en X"...
  • cuando el menú contiene las palabras timbal, chutney, dip, coleslaw, ragout, coulis, crouton, quiche, semillas activadas, vegetales de estación, ratatouille, mayonesa de hierbas...


cuando se juntan varias de estas características es motivo de alarma. RUN. RUN LIKE HELL.





PD: todo esto es una exageración, hay muchos restaurantes realmente copados donde se puede comer cosas originales sin perder un ojo de la cara. y cuando digo "comer" eso incluye no quedar con hambre.

4 comentarios:

  1. Me parece que la comida en porciones chicas sirve para cuando te dan muchas entradas, entonces entre tantos platos te terminás llenando igual o más que un plato lleno de comida. Pero si la cena es solo un plato diminuto, es una cagada. Es verdad que es lindo comer comida con buena presentación, pero si no salgo rodando de un restaurant para mi no vale la pena xD

    ResponderEliminar
  2. La viva imagen del restaurant "Uy, nos rompieron el orto" jajaja. La milanesa era carne ensobrada en huevo y astillas de pan, jajaja. Aguante la comida abundante! Me gusta pagar un plato grande grande, asi no duele nada el bolsillo y te vas feliz

    ResponderEliminar
  3. Lo mismo dice mi suegra. Por eso siempre pierdo el glamour y me voy a los tenedores libres vegetarianos de confianza.

    ResponderEliminar
  4. Si! aguante los lugares que califican como "grasa" pero te sirven una milanesa a caballo del tamaño de tu cabeza.

    ResponderEliminar